Agenda

<<  <  Agosto 2021  >  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sá  Do 
        1
  2  3  4  5  6  7  8
  9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Actividades

Charlas gratuitas

Cursos regulares

Actualmente no hay eventos disponibles

Citas

" La ciencia no admite excepciones; de lo contrario no habría determinismo en la ciencia, o mejor dicho, no habría ciencia. "

Webs asociadas

Alma Y Cuerpo Sano

Efecto Mariposa - Evolución emocional consciente

FreeDreams Logo

Gestión Emocional

Metamorfosis Emocional

 

La "privatización" de la OMS condiciona sus decisiones

Germán VelásquezEn el año 2009 se "desató una pandemia mundial" por la gripe A (H1N1), gracias a la OMS -ya que su calificación de la enfermedad es imprescindible y vinculante para los estados miembros-, con declaraciones como la de la directora de la OMS, Margaret Chan, de “El mundo está en peligro”.El 10 de agosto de 2010 la OMS anunció el fin de la pandemia. 14 meses después y después de haberle dado la vuelta al mundo, la pandemia tuvo una mortalidad baja (entre 150 000 y 575 000 de víctimas, 0.002-.007%) en contraste con su amplia distribución (entre 700 y 1.400 millones de infectados, 11-21%). La gripe A fue pandemia en el sentido de distribución mundial, pero su gravedad fue menor a la de una epidemia de gripe estacional. Incluso hay caos como el de Polonia que se enfrentó a la pandemia sin vacunar a su población, por no aceptar los términos de los contratos y la mortalidad fue similar a la del resto del mundo, de 181 muertos para 39 millones de habitantes.

Numerosos artículos científicos han cuestionado desde el principio la gestión política de la pandemia de gripe A (H1N1) tanto por parte de la OMS, como de los ministerios de sanidad de diferentes países, por la alarma sanitaria mundial generada innecesariamente. Así como los intereses económicos que han condicionado la definición de pandemia, la vacunación y los antivirales.

El Consejo de Europa abrió una investigación sobre los puntos oscuros de la gestión de la OMS y la influencia de los laboratorios farmacéuticos, reflejado en diversas publicaciones especializadas​ y en medios de prensa general, que señalaban que el alerta de pandemia fue impulsada por las empresas farmacéuticas.​ El epidemiólogo Dr. Wolfgang Wodarg, expresidente de la Subcomisión de Salud del Consejo de Europa, que impulsó la investigación a la que hace referencia más arriba, acusa directamente a la industria farmacéutica de “organizar la psicosis”. Las acusaciones de Wodarg son muy duras:

“hubo un fuerte deseo de utilizar estos nuevos productos patentados en lugar de desarrollar vacunas utilizando métodos de fabricación tradicionales que son mucho más sencillos, más fiables y menos costosos. No había ninguna razón médica para esto. Sólo por razones de marketing”.​

El informe producido por el Comité de Salud Social y Asuntos de Familia de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, cuyo miembro informante fue el diputado británico Paul Flynn, afirma:

La forma en que se ha manejado la pandemia de gripe H1N1, no solo por la OMS sino también por las autoridades de salud competentes a nivel de la Unión Europea y a nivel nacional, provoca alarma. Algunas de las consecuencias de las decisiones tomadas y las recomendaciones proporcionadas son particularmente problemáticas, puesto que llevaron a una distorsión de las prioridades de los servicios de salud pública a través de Europa, dilapidaron grandes sumas de fondos públicos y también (provocaron) temores injustificados sobre los riesgos para la salud que enfrentaba el público europeo en general.

Se han identificado fallas graves con relación a la transparencia de los procesos de toma de decisiones relativas a la pandemia, que han generado preocupaciones sobre la posible influencia de la industria farmacéutica sobre algunas de las decisiones más importantes respecto de la pandemia. Ha de temerse que esta falta de transparencia y responsabilidad resultará en una caída en picada de la confianza en las recomendaciones proporcionadas por las mayores instituciones de salud pública.

Numerosos epidemiólogos e infectólogos lanzaron fuertes críticas sobre el manejo de la alegada pandemia. Entre ellos, Marc Gentilini, infectólogo, miembro de la Academia de Medicina y expresidente de la Cruz Roja francesa, señalaba una “pandemia de la indecencia"; Pierre Biron, exprofesor de Farmacología Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Montreal, califica la situación de "histeria pandémica", señalando que las necesidades de la salud pública han sido desplazadas en beneficio de una seudocrisis que reporta ganancias a las compañías farmacéuticas;​ ya en julio de 2009 el epidemiólogo británico Tom Jefferson denunciaba la situación: “A veces se tiene la impresión de que hay toda una industria esperando que ocurra una pandemia”.

Los críticos académicos y políticos de la gestión de la OMS y las autoridades de salud señalaban una serie de hechos adicionales como motivo de sospecha:

  1. JP Morgan calculaba que la declaración de pandemia producirá para las empresas farmacéuticas beneficios del orden de 10 mil millones de dólares estadounidenses.
  2. La OMS cambió su definición de "pandemia" suprimiendo los requisitos de alta morbilidad y mortalidad. El peligro inmediato de esta sobrevaluación del término “pandemia”, señala P. Doshi, es que “las respuestas de salud pública no calibradas a la amenaza pueden ser percibidas como alarmistas, erosionando la confianza pública y resaltando en que las personas ignoren alertas importantes cuando ocurran epidemias serias”.
  3. La enfermedad no tenía una virulencia ni una tasa de mortalidad mayor que la de la gripe “común”. Si se considera a nivel global, probablemente la mortalidad es menor. Numerosos estudios avalan este dato.
  4. Los inhibidores de la neuroamidasa oseltamivir (“Tamiflu”) y zanamivir (“Relenza”) apenas provocan una pequeña reducción en la duración de los síntomas, del orden de 12 horas promedio.

Y como colofón a toda esta información te dejamos la entrevista que se hizo al exdirector del Programa Mundial de Medicamentos de la OMS, Germán Velásquez en la que declara que:

"Han privatizado la OMS, la financiación privada condiciona sus decisiones".

Artículo original en cadenaser.com

El exdirector del Programa Mundial de Medicamentos de la OMS, Germán Velásquez lamenta en la SER que la Organización Mundial de la Salud funciona en favor de intereses privados.

JAVIER BAÑUELOS, Madrid 25/08/2016

El doctor Germán Velásquez desembarcó en la OMS en el año 1989, su experiencia como economista le llevó a crear la Unidad de Economía de la Salud y Financiación de los Medicamentos de la Organización Mundial de la Salud. Desde entonces llegó a ser Director del Secretariado de la OMS para la Salud Pública, la Innovación y la Propiedad Intelectual. Su paso por esta agencia de la ONU no fue efímero, estuvo más de 20 años y durante ese tiempo se hizo notar, entre otras cosas porque Germán Velásquez impulsó una incansable batalla por el acceso pleno a los medicamentos a nivel mundial.

Esa lucha fue la que le llevó a realizar una investigación sobre el impacto de la Globalización en el acceso a los medicamentos, un estudio que se conoce como el ‘Libro Rojo de la OMS’. Ese trabajo "enfureció a la industria farmacéutica y también a algunos países, como Estados Unidos", explica a la SER German Velásquez. De hecho, la ONU tuvo que protegerle tras sufrir varias agresiones y amenazas de muerte. Todavía hoy no quiere hablar del asunto, ni de quién estuvo detrás, aunque no tiene ninguna duda de que a determinados sectores les incomodaba la filosofía de aquel documento, que desmontaba la utilidad de las patentes de los medicamentos y el daño que provocaban en el acceso a los medicamentos esenciales.

Usted ha sido entre otras cosas, nada menos que el director del Programa Mundial de Medicamentos de la OMS, ahora, desde fuera, ¿cómo definiría el rol que está jugando la OMS en la defensa de la salud mundial?

"Ha sido la Agencia de referencia durante casi 70 años, la OMS ha jugado un papel muy importante en la definición de políticas mundiales, hasta muy recientemente. Pero la OMS, desafortunadamente, está en un proceso acelerado de privatización. Está entrando en una situación de conflictos, está dejando de tener el rol que jugó siempre, y para el cual fue fundada, el árbitro mundial de la salud pública"

¿Qué entiende por proceso de privatización, con qué intereses y con qué objetivos?

El problema de las donaciones voluntarias es que el donante decide para qué va [su dinero], de manera que se escapa de las deliberaciones y de la formulación de prioridades que fijan todos los países a nivel mundial. Para que lo entendamos, más del 80% del presupuesto de la OMS son contribuciones privadas o públicas, pero voluntarias, que se concentran en los diferentes países, en la Fundación Bill Gates y en la industria farmacéutica”

Según los propios datos de financiación de la OMS, esta organización ha recibido 90 millones de dólares en donaciones de las grandes farmacéuticas, ¿estas donaciones condicionan la independencia de la OMS a la hora de tomar decisiones?

"Absolutamente. Un ejemplo, el 90% del Programa de Medicamentos (que dirigó Germán Velásquez) ahora está  financiado por la Fundación Bill & Melinda Gates, están dando el dinero solo para los asuntos que le interesa a Bill Gates, de tal manera, que el programa solo se centra en los proyectos para los que tiene dinero, el resto se queda sobre el papel. Por ejemplo, ya no se trabaja nada sobre el programa de uso racional de los medicamentos

Hay quienes piensan que el problema de estas contribuciones millonarias de la industria farmacéutica es que la OMS puede adoptar decisiones de salud pública que pueden acabar beneficiando a estas mismas compañías, ¿esto es una especulación? o ¿es una teoría cierta?

"Es una teoría que es totalmente cierta, ha sucedido, y está sucediendo. Cuando un donante da dinero, por ejemplo, la industria farmacéutica, estos representantes solicitan estar presente en los comités de expertos de los diferentes programas [de la OMS]. Hay un conflicto de intereses grave. Sucedió con la epidemia H1N1, los posibles fabricantes de vacunas y de medicamentos, como el Tamiflú, estaban sentados en el comité que estaba decidiendo si se lanzaba una epidemia o no, evidentemente, [las farmacéuticas] empujaron a que se lanzara la epidemia y se diera una alarma global porque iban a tener un mercado impresionante”.

Según los datos oficiales, la Organización Mundial de la Salud recibió 90 millones de dólares en donaciones de grandes farmacéuticas, durante 2015, aquí puedes consultar toda la información.

Más artículos

Un extenso estudio cuestiona el...

Un extenso estudio cuestiona el...

Las tasas de mortalidad por cáncer de mama son las mismas en mujeres que tuvieron mamografías y en las...

Abusos y violencia en la infancia...

Abusos y violencia en la infancia...

Ya te habíamos traído información de los efectos a largo plazo de las vivencias adversas en la infancia y...

La red social más grande: las ...

La red social más grande: las ...

En el artículo “Las plantas sienten cuando se las están comiendo” te comentábamos diferentes...

Medicina energética: La base científica...

Medicina energética: La base científica...

Hace unos meses hicimos la reseña de un libro del Dr James Oschman llamado "Medicina Energética: La...

¿Las elecciones se ganan con e...

¿Las elecciones se ganan con e...

En las próximas fechas tenemos en España una cita electoral importante y nos ha parecido oportuno recordar...

El experto y sabio inconscient...

El experto y sabio inconscient...

Eduard Punset nos presenta a John Bargh, psicólogo de la Yale University de Nueva York. Desde la...

Alimentación complementaria y sueño...

Alimentación complementaria y sueño...

En este artículo te traemos dos vídeos del pediatra Carlos González, autor de libros como "Mi niño no...

La lactancia modifica el sistema...

La lactancia modifica el sistema...

Ya habíamos comentado anteriormente que la flora intestinal necesaria para disfrutar de una buena...

< >