Agenda

<<  <  Agosto 2020  >  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sá  Do 
       1  2
  3  4  5  7  8  9
101112141516
171819212223
242526282930
31      

Actividades

Charlas gratuitas

Cursos regulares

Actualmente no hay eventos disponibles

Citas

" La felicidad es el propósito de la vida, el objetivo y el fin de la existencia humana.... "
Aristóteles

Webs asociadas

Alma Y Cuerpo Sano

Efecto Mariposa - Evolución emocional consciente

FreeDreams Logo

Gestión Emocional

Metamorfosis Emocional

 

Determinantes de la Salud

Marc LalondeEn 1974 se publicó el Informe Lalonde donde se mostraba que el 62% de la mortalidad de la población se debía a factores medioambientales o a los estilos de vida, al tiempo que se reconocía que el propio sistema sanitarios solo contribuía a reducir la mortalidad en un escaso 11% pero consumía el 90% del gasto sanitario. En realidad, este resultado no es más que una cuantificación de lo que ya se conocía desde el s. XIX.  En palabras de Johann Peter Frank:

La miseria es la madre de las enfermedades”.

A pesar de ello, durante décadas, los gobiernos y los sistemas sanitarios han continuado centrados en actuar contra la enfermedad y no las causas que las producen. A la medicina preventiva se le dedica poco interés debido a que perjudicaría las enormes ganancias que se obtienen con la pretendida medicina curativa y, también, como se está apreciando en estos momentos de pandemia, porque dotaría a la población de una mayor libertad y seguridad que dificultaría las manipulaciones políticas masivas.

 

informeLalonde

Vídeos

Artículo original en www.scielo.org.pe

Los determinantes de la salud

Se comenzó a hablar de los grandes determinantes de la salud de los individuos y de las poblaciones a partir del estudio presentado por Marc Lalonde en 19741. Lalonde era un abogado y político que desempeñaba el cargo de Ministro de Salud Pública de Canadá y encargó un estudio a un grupo de epidemiólogos para que estudiaran, en una muestra representativa, las grandes causas de muerte y enfermedad de los canadienses. Al final del estudio Lalonde presentó un Informe denominado: “New perspectives on the health of Canadians”, que marcó uno de los hitos importantes dentro de la Salud Pública, como disciplina orientadora de la acción de los servicios de salud encargados de velar por la salud de la población.

Se denominan determinantes de la salud al conjunto de factores tanto personales como sociales, económicos y ambientales que determinan el estado de salud de los individuos o de las poblaciones. Se pueden dividir a estos determinantes de la salud en dos grandes grupos: aquellos que son de responsabilidad multisectorial del estado (determinantes económicos, sociales y políticos), y los de responsabilidad del sector Salud (vigilancia y control en unos casos y de promoción y actuación directa en otros).

Estos factores determinantes de la salud son:

  • Aquellos relacionados con los estilos de vida.
  • Los llamados factores ambientales.
  • Los factores relacionados con los aspectos genéticos y biológicos de la población.
  • Los relacionados con la atención sanitaria o sea los relacionados con los servicios de salud que se brindan a las poblaciones.

Determinantes económicos, sociales y políticos

Nos llevaría a una mejor comprensión d estos determinantes sobre la salud de la población, haciendo una revisión histórica de los acontecimientos y de las personas que influyeron para que la humanidad comprendiera, la trascendencia de los factores económicos, sociales y políticos, sobre la salud de la población.

A fines del siglo XVIII y en el siglo XIX, ocurrieron una serie de acontecimientos que influyeron para que los estados modernos comprendieran la importancia de estos factores en la salud de la población, naciendo también, como resultado del estudio de estos acontecimientos, la disciplina científica de la Salud Pública. Estos acontecimientos ocurrieron en plena Revolución Industrial en Europa y en Norte América, así por ejemplo en 1830 en Londres, había un desarrollo masivo de fábricas, que producían gran polución ambiental, donde existía una gran explotación de los obreros, a los que les pagaban salarios paupérrimos, los hacían trabajar un promedio de más de 12 horas diarias. Por estas condiciones laborales los obreros y sus familias vivían en condiciones muy desfavorables, en viviendas tugurizadas, con gran hacinamiento, sin agua potable y desagüe, lo que favorecía que fueran víctimas de las enfermedades infecciosas como el Cólera, la Malaria, la Tuberculosis, esta última llegaba a producir 4 000 muertes anuales por cada millón de habitantes en Inglaterra y Gales; en Philadelfia la Fiebre Tifoidea tenía una incidencia de 800 casos por 100,000 habitantes

Ante esta situación, los empresarios reclamaron que los gobiernos investigasen por qué los obreros se mostraban débiles (desnutrición y las enfermedades) y además se morían a un promedio de 22 años de edad, teniendo que contratar niños (los obreros tenían mayor número de hijos para que trabajaran). Como consecuencia de esta situación, se nombró una comisión para que estudiara este problema, siendo el abogado Edwin Chadwick, quien tenía una gran sensibilidad social, el encargado de realizarla, llegando a la conclusión y al mismo tiempo recomendación de que: “Mientras los habitantes de los lugares abandonados y sucios de las ciudades sean incapaces de valerse por si mismos y obtener viviendas saludables con aire y luz suficientes, con abastecimientos de agua potable y desagüe, su salud y fuerza física se verán perjudicadas y sus vidas acortadas por las influencias negativas del medio ambiente exterior” (Inglaterra 1842).

En esa misma época en Alemania, el destacado médico Rudolf Virchow también señalaba que los obreros necesitaban mejores condiciones de vida y que esto era responsabilidad de los gobiernos, por lo que concluyó: “Los Médicos son los abogados naturales de los pobres y los problemas sociales caen en su mayor parte bajo su jurisdicción. La Medicina es una ciencia social y la Política no es otra cosa que la medicinas en gran escala”.

En Norteamérica también había una reacción en ese sentido, tan es así que en Boston, Massachussets, una comisión dirigida por un estadístico y maestro, Lemuel Shattuck en 1850, llamó la atención sobre las pésimas condiciones sanitarias de la ciudad y recomendaba mejores condiciones de vida, saneamiento ambiental, el control de las enfermedades infecciosas, mejores escuelas de medicina y enfermería, donde se debería hacer énfasis en la enseñanza de la higiene y de la medicina preventiva y la creación de Juntas locales y estatales de Sanidad y de Inspectores de Policía Sanitaria.

Añadido a todo esto, Johann Peter Frank escribió a inicios del siglo XIX, un tratado de 6 tomos: “Un sistema completo de Policía Médica”, donde exponía el papel que deberían cumplir los estados para contribuir a la salud de sus poblaciones. Él consideró que “la miseria era la madre de las enfermedades”, con lo que fue uno de los primeros en la era moderna que consideró los aspectos económicos y sociales, como importantes para la salud de la población, por todo lo cual es considerado además, uno de los primeros médicos que contribuyó con el nacimiento de la Salud Pública.

Consecuencia de estos y otros informes y recomendaciones, los gobiernos de los países de Europa y América del Norte, comprendieron la importancia de los factores sociales y económicos para que la población gozara de buenas condiciones de vida y laborales, y así gozar de buena salud y poder contribuir con su trabajo no sólo en su desarrollo personal, sino de toda la población. Por estas razones establecieron por primera vez servicios de salud pública, que en aquella época recibieron la denominación de “SANIDAD E HIGIENE PÚBLICA” cuya finalidad era exclusivamente la protección de la salud de la población, mediante acciones de gobierno dirigidas al medio ambiente y a la colectividad. Se había comprendido también la importancia del factor político como determinante de la salud de la población.

Esto dio como resultado que paulatinamente mejorara la salud de la población, disminuyendo notablemente las enfermedades infecciosas que las agobiaba, tan es así que para 1940 la Tuberculosis y la Fiebre Tifoidea, casos de los ejemplos señalado anteriormente, tenían ya baja morbilidad y mortalidad, a pesar de que no se habían descubierto todavía los antibióticos y quimioterápicos.

Más artículos

¿Contaminación por radiación?

¿Contaminación por radiación?

Una de las grandes preguntas sobre el cáncer es ¿cuáles son los agentes carcinógenos? La respuesta que...

El funcionamiento holístico del...

El funcionamiento holístico del...

De vez en cuando os traemos artículos de la web lacienciaysusdemonios.com que nos parecen muy interesantes...

La quimioterapia genera células...

La quimioterapia genera células...

El mes pasado publicamos que un par investigaciones de los últimos años concluían que la quimioterapia...

"Sin educación emocional, no sirve...

Cada vez es más clara la necesidad de una profunda educación emocional durante la via académica de nuestros...

La crisis económica empeora la...

La crisis económica empeora la...

Hemos extraído este texto de la web www.lukor.com en la que se cita la conclusión del Informe...

Realidad Virtual en el tratamiento...

Realidad Virtual en el tratamiento...

Nos ha parecido muy interesante este artículo del trabajo de Hunter Hoffman sobre realidad virtual aplicada...

Usted está enfermo: padece una...

Usted está enfermo: padece una...

Te presentamos un artículo que junta gran cantidad de información y referencias del estado actual de...

La lactancia modifica el sistema...

La lactancia modifica el sistema...

Ya habíamos comentado anteriormente que la flora intestinal necesaria para disfrutar de una buena...

< >