Citas

" Las intuiciones sin determinación acaban muriendo de inanición. "

Webs asociadas

Alma Y Cuerpo Sano

Emoción y Libertad

Melania Marcos - Libertad Emocional

www.vivianaosiadacz.com

Equilibrio Emocional

Gestión Emocional

Artesana colaboradora

Atavika artesanía

Colaboradores en formación

Living University of Terrain

El 85% de los "infectados por Covid" llevan mascarilla: ¿para qué sirve entonces?

MascarillasEl 85% de los "infectados por Covid" llevan mascarilla: ¿para qué sirve entonces?

Nota: el texto que sigue lo obtuvimos de las redes sociales y el documento no indicaba su autor; desde aquí nuestro más sincero reconocimineto (el texto en itálica son añadidos nuestros).

Según la OMS “Actualmente no hay suficientes pruebas a favor en contra del uso de las mascarillas (médicas o de otro tipo) por personas sanas de la comunidad en general“. “Aunque muchas personas utilizan mascarillas higiénicas de tela en zonas públicas, existen escasas pruebas de su eficacia, y la OMS NO recomienda su uso generalizado por la población como medida de control de la COVID-19“ o “El uso de mascarillas médicas está recomendado principalmente en entornos sanitarios“. En su web dice: “¿Qué puedo hacer para protegerme y prevenir la propagación de la enfermedad?“ y responde con varias precauciones que se pueden adoptar como lavado de manos, distancia de un metro entre usted y los demás, evitar lugares concurridos, evitar tocarse ojos, nariz, boca...Sin embargo no dice nada sobre el uso de la mascarilla...Entonces, me pregunto...¿Por qué nos están obligando a llevarla incluso en exteriores nuestros gobernantes? ¿Por qué permitimos que le hagamos esto a nuestros hijos y abuelos? ¿Sabéis que murieron dos niños en China por hacer deporte con la mascarilla puesta?
https://www.antena3.com/noticias/deportes/futbol/china-retiro-la-obligacion-de-usar-mascarilla-para-jugar-al-futbol-tras-la-muerte-de-dos-menores_202009055f53c8d44ac60a000113fc20.html
https://laverdadnoticias.com/mundo/Mueren-dos-ninos-en-China-mientras-se-ejercitaban-usando-mascarillas-20200506-0218.html

No entiendo como habiendo ocurrido esto, obligamos a nuestros hijos a ponérsela en los colegios y en la calle. ¿Cuáles van a ser las consecuencias del uso de las mascarillas para nuestra salud? ¿Y por qué somos muy pocas las personas que nos cuestionamos el llevarlas? Quienes discernimos y buscamos información para contrastar la vertida por los medios de comunicación con su continuo bombardeo somos negacionistas, sin embargo, nos enteramos que no ha habido un comité de expertos en el Gobierno, que asesorara a los políticos en cuestiones tan importantes como el confinarnos, hundiendo nuestra economía u obligándonos a los ciudadanos a llevar mascarilla, incluso cuando vamos solos por la calle y nadie hace nada.

En estos dos videos oficiales de la OMS nos hablan sobre su recomendación y colocación, por cierto, en este video no dice nada de que deban usarla gente sana y decidme si seguís ese protocolo al ponerla y al quitárosla porque yo no veo a nadie hacerlo, miento, a los sanitarios sí:

En este otro video la OMS confirma que no hay que llevarla si no se tienen síntomas porque no hay evidencia de que proteja a la gente:

En la conferencia de prensa virtual que dio la OMS el 30 de Marzo del 2020 y que os pongo el enlace con la transcripción íntegra se dijo en el minuto 00:22:39

Generalmente no recomendamos el uso de mascarillas porque hasta ahora no se ha asociado con ningún beneficio en particular...Si lo tiene psicológica y socialmente y hay normas sociales sobre eso y por ello no criticamos el ponerse la mascarilla, pero no hay evidencia específica que sugiera que el uso masivo de las mascarillas por parte de la población tenga un beneficio en particular. De hecho, hay algunas evidencias que sugieren lo contrario, debido a su mal uso porque no estén debidamente colocadas o a la hora de quitárselas y todos los demás riesgos asociadas a ellas“.

https://www.who.int/docs/default-source/coronaviruse/transcripts/who-audio-emergencies-coronavirus-press-conference-full-30mar2020.pdf?sfvrsn=6b68bc4a2

Según la OMS, el virus no se propaga por el aire, sino a través de aerosoles (partículas suspendidas en el aire), que caen rápidamente al suelo, "el contagio sólo puede producirse por contacto directo con una persona contagiada" y, en el caso de la transmisión aérea, "tan sólo en circunstancias muy específicas vinculadas a tratamientos médicos en los que se genera un efecto aerosol, como en una intubación o en una respiración asistida" .

https://www.who.int/es/news-room/commentaries/detail/modes-of-transmission-of-virus-causing-covid-19-implications-for-ipc-precaution-recommendations

Un dato muy importante que parece que se está pasando por alto es el del tamaño del virus, que varia entre 0,06 a 0,14 micrómetros, sin embargo las mascarillas más eficaces filtran a partir de 0,30 micrómetros, las N95, por lo que el virus traspasa sin problemas el entramado de las mejores mascarillas.

Zhu, Na, et al. (2020). “A Novel Coronavirus from Patients with Pneumonia in China, 2019” N Engl J Med 2020; 382:727-733. https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/nejmoa2001017

Según lo dicho por Alberto Puig Higuera, experto salud ambiental urbana. Vicedecano Colegio Oficial Biólogos de Andalucía (2003-2019), en su vídeo:

No hay evidencia científica, del uso beneficioso de la mascarilla, la propia OMS lo dice. No ha habido brote vinculado a estar al aire libre. Para contagiarse se necesita una carga viral elevada y un tiempo de exposición prolongado, muy improbable en espacios exteriores. Según el instituto de Salud Carlos III “El virus puede ser viable en el aire, por lo que también es posible la transmisión aérea por aerosoles, aunque de manera restringida, no en espacios abiertos y principalmente en entornos sanitarios (https://www.isciii.es/InformacionCiudadanos/DivulgacionCulturaCientifica/DivulgacionISCIII/Paginas/Divulgacion/DivulgacionInformeMecanismosTransmisionCoronavirus.aspx).

El 90% de los casos de la COVID-19 han ocurrido en locales, en sitios cerrados, imaginaros a abuelitos en sus residencias encerrados, donde no dejaban a sus cuidadores ni familiares acercarse... El virus no ha tenido mejor lugar para actuar.

Recordad que el 95% de los fallecidos y el 80% de los hospitalizados expresan factores previos de riesgo.

La OMS también habla de los posibles riesgos de llevar la mascarilla (ver capturas de pantalla de su web):

  • posible aumento de la contaminación de la mascarilla por el usuario debido a la manipulación de esta, seguida del tocamiento de los ojos con las manos contaminadas.
  • la posibilidad de contaminación que puede ocurrir si el usuario no cambia una mascarilla que se ha humedecido o ensuciado. Esto puede crear condiciones favorables para la multiplicación de microrganismos;
  • la posibilidad de dolor de cabeza o dificultades para respirar, según el tipo de mascarilla usada;
  • la posible aparición de lesiones cutáneas de la cara, dermatitis irritativa o empeoramiento del acné cuando las mascarillas se usan por muchas horas.

A parte de lo citado por la OMS. tendríamos que añadir que reducimos en torno a un 2% la entrada de oxígeno cuando inspiramos, y con la expiración expulsamos cerca de un 4% de CO2, que es de nuevo introducido en nuestros pulmones por culpa de la mascarilla.

Eso es lo que dice la OMS y esto lo que refieren otros estudios sobre su efectividad:

Las mascarillas no protegen ante contagios por el virus de la influenza, según US CDC: https://wwwnc.cdc.gov/eid/article/26/5/19-0994_article

El Oxford Centre for Evidence- Based Medicine encontró que no hay evidencia de efectividad de las mascarillas contra la infección o la transmisión del virus: https://www.cebm.net/covid-19/masking-lack-of-evidence-with-politics/

The University of East Anglia encontró que las mascarillas no benefician e incluso aumentan el riesgo de infección: https://www.uea.ac.uk/about/-/new-study-reveals-blueprint-for-getting-out-of-covid-19-lockdown

Según una revisión sistemática y meta-análisis de 67 estudios de ensayos controlados aleatorizados y estudios observacionales, publicada en la prestigiosa base de datos de medicina y salud pública Cochrane, el uso de mascarillas no reduce la transmisión de virus respiratorios. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/21735402/

Dos profesores de enfermedades infecciosas y del aparato respiratorio de la University of Illinois concluyeron que las mascarillas no tienen efecto en la vida diaria, en la autoprotección ni en la protección a terceras personas. https://www.cidrap.umn.edu/news-perspective/2020/04/commentary-masks-all-covid-19-not-based-sound-data

Un artículo en el New England Journal of Medicine de Mayo 2020 llegó a la conclusión que las mascarillas ofrecían poca o ninguna protección en la vida diaria. https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMp2006372

Según The Norwich School of Medicine “la evidencia no es suficientemente fuerte como para apoyar el uso extendido de las mascarillas” pero apoyaba el uso de ellas para los individuos especialmente vulnerables durante el periodo de alto riesgo. https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.04.01.20049528v1

Un estudio realizado por Japanese Researchers encontró que las mascarillas “ofrecen cero protección contra el coronavirus“ debido al tamaño de los poros y a lo mal que se adapta a nuestro rostro. http://www.asahi.com/ajw/articles/13523664

En 2015 un estudio realizado en el British Medical Journal encontró que en las mascarillas penetran un 97% de partículas y pueden incrementar el riesgo de infección por mantener la humedad y su repetido uso. https://bmjopen.bmj.com/content/5/4/e006577

Al igual que este otro estudio del 15 de Marzo de 2020 del Medical Science News "Reutilizar las mascarillas puede incrementar el riesgo de contraer coronavirus" https://www.news-medical.net/news/20200315/Reusing-masks-may-increase-your-risk-of-coronavirus-infection-expert-says.aspx

2019: Este estudio demuestra que el uso de las mascarill as N95 frente a las de tela en personal sanitario no supuso una diferencia significativa en la incidencia de la gripe. https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2749214

Según una revisión sistemática de estudios publicados hasta abril de 2020, realizada por el Instituto Nacional de Salud de Perú, no existe evidencia de la efectividad del uso de mascarillas en la reducción del riesgo de infecciones respiratorias virales. https://web.ins.gob.pe/sites/default/files/Archivos/authenticated%2C%20administrator%2C%20editor/publicaciones/2020-04-15/RR%2005_mascarillas%20y%20respiradores%20PG%20PS_v1%20rev%20final_1529.pdf

Algo a tener en cuenta es que las personas SANAS o asintomáticas como ahora las llaman NO TRANSMITEN el virus como así lo atestigua este estudio: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7219423/

Según otra revisión sistemática de estudios de ensayos controlados aleatorizados y meta-análisis, no existe base científica sobre la eficacia de mascarillas en personas sanas o asintomáticas https://www.researchgate.net/publication/343263629_A_Complete_Debunking_of_Denis_Rancourt's_Mask_Don't_Work

2020: Este estudio dice que no hubo diferencias entre las N95 y las quirúrgicas en la prevención de gripes, infecciones virales respiratorias y enfermedades parecidas a la gripe, todas ellas confirmadas por laboratorio, con el uso de ambas mascarillas. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1111/jebm.1238

Las " mejores mascarillas " del mercado son las N95, sin embargo la mayoría de la población usa mascarillas de tela, mascarillas que no solo no previenen la propagación de un virus, en realidad puede ponerte en mayor riesgo de contagio, debido a la retención de la humedad, la reutilización de la mascarilla de tela y la escasa filtración, incrementando el riesgo de infección. Múltiples estudios demuestran que la mascarilla N95, que filtra el 95 % de las partículas porque dificulta el intercambio respiratorio en mayor grado que una mascarilla suave, se asocia a dolores de cabeza, hipoxia, hipercapnia, esto es una reducción de la oxigenación de la sangre o una elevación del nivel de CO2 sanguíneo. La N95 si se usa durante horas puede reducir la oxigenación de la sangre hasta un 20%, lo que puede conducir a una pérdida de conciencia. Hay otro riesgo y es que cuando una persona tiene un virus respiratorio, expulsa parte de ese virus con cada expiración, pero si llevas una mascarilla, especialmente la N95, estás inhalando una y otra vez ese virus. Esto lo ratifican los siguientes estudios:

2009: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1921600

2010: https://www.cambridge.org/core/journals/epidemiology-and-infection/article/face-masks-to-prevent-transmission-of-influenza-virus-a-systematic-review/64D368496EBDE0AFCC6639CCC9D8BC05

2012: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1111/j.1750-2659.2011.00307.x

2016: https://www.cmaj.ca/content/188/8/567

2017: https://academic.oup.com/cid/article/65/11/1934/4068747

Os dejo un vídeo sobre la “efectividad“ de las mascarillas [para evitar aerosoles]:

 

Y en este otro podéis apreciar la "objetividad" de los "estudios científicos" y los "medios de comunicación".

 

Y aquí los estudios que demuestran los GRAVES RIESGOS de su uso:

Cuando la disponibilidad de oxígeno disminuye (hipoxia) debido al uso de mascarillas, el sistema inmunitario se deprime. Esta hipoxia puede inhibir las principales células inmunes implicadas en combatir las infecciones virales. Journal of Immunology: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26179900/

Cellular Phisyology and Biochemistry: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28278498/,

Oncoimmunology: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23482904/

Esto facilita un mejor escenario para contraer cualquier infección, incluida la provocada por Sars-cov-2. Por tanto, las mascarillas pueden aumentar el riesgo y gravedad de infecciones por coronavirus o cualquier otra. La reducción de los niveles de oxígeno es especialmente perjudicial en personas con cáncer, ya que condiciones con menos oxígeno benefician el crecimiento y propagación de células cancerígenas.

Surgical Neurology Internacional: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3589840/

Cancer Cell: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15380510/

Además, también se ha comprobado que induce a la aterosclerosis y, por tanto, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, las principales causas de muerte en el mundo:

American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2176090/

Otro estudio publicado en el Journal of Lung, Pulmonary & Respiratory Research, asegura que, además del dolor de cabeza, conlleva problemas significativos relacionados a acumulación de dióxido de carbono e hipoxia, incluso pudiendo terminar en complicaciones graves:

https://medcraveonline.com/JLPRR/effects-of-long-duration-wearing-of-n95-respirator-and-surgical-facemask-a-pilot-study.html

En estos otros sugiere que, en algunos casos, el virus puede ingresar al cerebro.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7146689/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7130896/

En la mayoría de los casos, ingresa al cerebro a través de los nervios olfativos, que se conectan directamente con el área del cerebro que se ocupa de la memoria y la memoria de reciente consolidación. Al usar una mascarilla, los virus exhalados no podrán escapar y se concentrarán en las fosas nasales, entrarán en los nervios olfatorios y viajarán al cerebro.

Como sabemos en España nos obligan a su uso tanto en interior como en exterior a los adultos pero también a los niños mayores de 6 años. El 21 de agosto de 2020, la OMS afirmó que están considerando a los niños y las niñas menores de 12 años como bajos portadores del virus de cara a posibles transmisiones y también como grupo de bajo riesgo por tener menos índices de contagio y ser normalmente asintomáticos. Por ello, la OMS y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) NO recomiendan en general el uso de mascarillas entre las niñas y niños de 6 y 11 años,  desaconsejándolo expresamente en el caso de los menores de 5 años. Ninguno de los siguientes países europeos obligan a los menores de 12 años a llevar mascarilla en ningún caso, ni en el exterior, ni en los colegios ni en ningún otro espacio interior: Portugal, Andorra, Francia, Bélgica, Alemania, Dinamarca, Suecia, Suiza, Finlandia, Holanda, Noruega, Polonia, Reino Unido, Rusia, Suecia.

A continuación voy a enumerar los paises europeos y sus normativas respecto al uso de las mascarillas:

  • Dinamarca: Tanto en interior como exterior no obligatorio.
  • Países Bajos: Tanto interior como exterior no obligatorio.
  • Noruega: Tanto interior como exterior no obligatorio.
  • Suecia: Tanto interior como exterior no obligatorio.
  • Finlandia: Tanto interior como exterior no obligatorio.
  • Estonia: Interior y exterior recomendado si no hay distancia mínima de 2 metros.
  • Reino Unido: Interior obligatorio, exterior no obligatorio.
  • Hungría: Interior obligatorio, exterior no obligatorio.
  • Grecia: Interior obligatorio, exterior no obligatorio.
  • Austria: Interior obligatorio, exterior no obligatorio.
  • Suiza: Interior y exterior recomendado si no hay distancia mínima de 1,5 metros.
  • Bélgica: Interior y exterior recomendado si no hay distancia mínima de 1,5 metros.
  • Alemania: Interior y exterior recomendado si no hay distancia mínima de 1,8 metros.
  • Italia: Interior obligatorio, exterior obligatorio si no hay distancia mínima de seguridad.
  • Portugal: Interior obligatorio y exterior recomendado si no hay distancia mínima de 2 metros.
  • Francia: Interior y exterior recomendado si no hay distancia mínima de seguridad.
  • España: Obligatorio en interior y exterior.

Analizando esa información parece que el virus es muy listo y según en qué país se mueva es más letal que en otros y por favor, no me vale que me digáis que en España somos distintos, que abrazamos más que otros países...

España tiene una población de más 46.000.000 personas, donde las mascarillas son obligatorias y es el único país de Europa en el que se les cobra el mismo IVA que a cualquier otro producto de consumo, un 21%. Aquí dejo una lista de países y el respectivo IVA que tienen que pagar por la compra de las mascarillas, y recalco, algunos países de la lista no es obligatorio su uso en exterior:

  • Holanda 0%
  • Francia 5'5%
  • Bélgica 6%
  • Italia 5%

Comentar que un buen amigo vende mascarillas y él las compra a 0,08€. Recordaros que las farmacias las venden a 0,96€ la unidad. Negocio redondo.

La Fiscalía ha detectado un repunte de los accidentes de tráfico en España durante la vuelta a la denominada nueva normalidad tras el estado de alarma por cuadros de estrés, pérdida de concentración y sueño que la situación por la pandemia del coronavirus está provocando en los conductores”.

“Repunta un 22% los fallecidos en accidente de tráfico desde el final del estado de alarma“

http://www.dgt.es/es/prensa/notas-de-prensa/2020/Repunta_un_22_los_fallecidos_en_accidente_de_trafico_desde_el_final_del_estado_de_alarma.shtml

Todo ello pese a haberse reducido la circulación en un 22%. Y aquí una apreciación personal ¿Soy el único que piensa que puede haber una relación directa con el uso de las mascarillas? ¿Acaso no veis como yo a conductores que van SOLOS en sus coches con la mascarilla puesta? El colmo de la absurdez, por cierto.

"Conductor muere tras chocar contra un poste por llevar mucho tiempo su mascarilla ".

https://www.independent.co.uk/news/world/americas/car-crash-new-jersey-face-mask-new-jersey-7lincoln-park-police-a9484236.html

Actualización a 22/04/2022

Artículo original en fpcs.es

Fernando del Pino Calvo-Sotelo

22 de abril de 2022

La farsa de las mascarillas ha tocado a su fin tras dos largos años de obligatoriedad en interiores – uno con la grotesca obligación en exteriores – sin que ello impidiera que se sucediera ola tras ola de contagio y contrajeran el covid doce millones de españoles, cifra oficial inferior en orden de magnitud a la real. La aceptación por parte de las autoridades de mascarillas de tela elegidas por su estampado y no por su eficacia era un indicio de que estábamos ante un paripé.  Así, tras dos años con el virus haciendo lo que le ha dado la gana, la inutilidad de las mascarillas debiera parecer evidente a todos, pero es necesario denunciarlo, pues si bien no han impedido la propagación del virus sí han reforzado la neurosis de una parte de la población, que se siente desprotegida sin ellas.

La política de apariencias pronto contaminó las directrices sanitarias. Cuando las CCAA impusieron las mascarillas en 2020 (exteriores incluidos) ni un solo medio criticó la medida, pues afectaba a todos los partidos. Sin embargo, cuando el gobierno central reimpuso brevemente la absurda obligación en exteriores los medios de la oposición no dudaron en criticarlo sin rubor. En realidad, si algo puede criticarse del final de las mascarillas son sus arbitrarias excepciones, que obligan a una parte de la población a continuar con la farsa. ¿Tan difícil es defender que quien quiera llevar mascarilla la lleve y que quien no quiera no lo haga?

España ha tardado en eliminar la mascarilla mucho más que otros países europeos como Reino Unido, que la eliminó hace tres meses. Sin embargo, estados norteamericanos como Texas la eliminaron por completo (sin excepciones) hace un año y su evolución epidemiológica posterior ha sido indistinguible de la de otros estados. El caso de Suecia es también elocuente. A pesar de no sufrir durante la mayor parte de la epidemia ni confinamientos, ni toques de queda, ni limitación de comensales, ni obligatoriedad de mascarillas, es decir, sin arruinar vidas y negocios ni dejar a la población mentalmente tocada, ha tenido menos muertos por millón que España, Portugal, Francia, Reino Unido o Italia[1]. La región de Estocolmo ha tenido la mitad de muertos por millón de habitantes[2] que la Comunidad de Madrid. ¿No deberían estos datos invitar a la reflexión? Tanto sacrificio, tanta imposición, tanta norma absurda, tanta tiranía, tanta histeria, ¿para qué?

Las mascarillas no han funcionado

La evidencia científica, inicialmente débil y contradictoria, era no obstante escéptica respecto a la eficacia real de las mascarillas. En marzo del 2020 el Journal of the American Medical Association publicaba que “no hay pruebas que sugieran que las mascarillas utilizadas por personas sanas sean eficaces[3]”, y una robusta revisión Cochrane concluía que “en comparación con no utilizarla, el uso de una mascarilla supone poca o ninguna diferencia en el contagio de una enfermedad similar a la gripe[4]”. Ahora disponemos de datos del mundo real. El primer ensayo controlado aleatorizado (nivel 1 de fiabilidad científica) sobre la eficacia real de las mascarillas quirúrgicas frente al covid, realizado en Dinamarca, concluyó que su protección era estadísticamente insignificante[5]. Por otro lado, en EEUU no ha habido diferencia alguna en el nivel de contagios entre los estados que han obligado a utilizar mascarillas (línea negra) y aquellos que han respetado la libertad de sus ciudadanos (línea naranja)[6]:

La obligación de portar mascarillas ha sido particularmente inhumana en los niños, para quienes el covid es menos peligroso que la gripe[7]. Daba igual que las propias autoridades sanitarias europeas reiteraran que “la transmisión de niño a niño en las escuelas es infrecuente[8]”, o que en Suecia, con los colegios operando con completa normalidad, no hubiera “ni una sola muerte en una población escolar de casi dos millones de niños[9] ni un riesgo relativo superior de los maestros respecto al resto de la población[10]”. Las mascarillas no sólo han dañado la salud física y psicológica de los niños, sino que no han servido para nada. Un reciente estudio realizado en Cataluña con 600.000 niños ha confirmado que las mascarillas obligatorias en las escuelas “no se han asociado con una menor incidencia o transmisión del SARS-CoV-2, lo que sugiere que esta intervención no ha sido eficaz[11]”. Estos datos deberían avergonzar a nuestros responsables políticos, que han tenido asfixiada durante dos cursos académicos a la población escolar sin importarles lo más mínimo su bienestar físico o psicológico, situación extrapolable a universidades que no han dudado en imponer un régimen de terror histérico propio de la peor distopía y que ahora intentan, de forma posiblemente ilegal, presionar y amedrentar a sus alumnos para que las sigan llevando.

Las causas reales de la imposición de mascarillas

Más allá del mimetismo que guía a la clase política cuando no sabe qué hacer, la imposición de las mascarillas tiene distintas causas, ninguna científica. En Reino Unido cincuenta psicólogos denunciaron la intencionalidad de las tácticas de terror utilizadas para lograr que la población aceptara restricciones inimaginables a sus libertades[12]. Entre ellas estaba la imposición de mascarillas, “un potente símbolo de peligro” que mantenía a la población en constante estado de miedo. Las mascarillas también han sido la herramienta idónea para trasladar al ciudadano la responsabilidad de la epidemia (inicialmente centrada, como recordarán, en la ineptitud de las autoridades) de modo que si el virus seguía circulando era por culpa de quienes no cumplían las normas. Asimismo, las mascarillas han cumplido la función de crear en el ciudadano una ilusión de control (“está en mi mano hacer algo”) haciéndole creer ingenuamente que el cumplimiento de las normas le garantizaba la salud, a pesar de la evidencia. No ofrecían seguridad, sino sensación de seguridad. De ahí que, tras dos años de angustia, algunas personas contemplen hoy con pánico la posibilidad de quitársela, lo que demuestra que lo que necesitan no son mascarillas, sino ayuda psicológica. En efecto, la incalificable campaña de terror mediático ha provocado en parte de la población patologías mentales que no remitirán fácilmente.

Volver a vivir sin miedo

“El antídoto del miedo es el conocimiento”, escribió el filósofo Ralph Waldo Emerson. En efecto, la campaña de terror mediática se basó desde un comienzo en la repetición de falacias que no estaban respaldadas por los datos ni por la ciencia y que estaban destinadas a mantener a la población perdida en una niebla de ignorancia y paralizada por el pánico. Naturalmente, esta campaña de terror defendía intereses del contubernio político-mediático-farmacéutico: los políticos podían imponer más fácilmente su tiranía sobre una población aterrorizada, los medios vendían su sensacionalismo y las grandes farmacéuticas colocaban sus vacunas y terapias genéticas a toda la población y no sólo a aquellos para los que el covid podía revestir gravedad. En efecto, la primera falacia fue hacer creer que el covid era una enfermedad peligrosísima para todos. Sin embargo, prácticamente desde el inicio de la epidemia se sabía que el covid sólo era potencialmente grave para una minoría de la población determinada por edad y comorbilidades mientras para el resto era estadísticamente leve. Incluso con las primeras variantes, más graves que las actuales, la tasa de supervivencia era muy alta: más del 96% de mayores de 70 años, más del 99,7% de los de 50-70 años y más del 99,99% de los menores de 50 sobrevivía al covid[13]. Y si usted era sano y no sufría diabetes, cardiopatías, obesidad o hipertensión, el riesgo de morir por covid se reducía tanto que se convertía en una probabilidad insignificante para una inmensa mayoría de la población[14]. Estos eran los datos reales, ocultados por el contubernio político-mediático-farmacéutico.

Asimismo, con el claro objeto de vender más vacunas, por primera vez en la historia se ninguneó la inmunidad natural de forma escandalosa a pesar de que se sabía que quienes habían pasado el covid, incluso de forma leve, poseían una inmunización natural a muy largo plazo y en todos los niveles de defensa: mucosas (IgA), humoral, celular, e incluso inmunidad esterilizante[15]. La inmunidad natural era muy superior a la producida por las vacunas[16], de modo que, en caso de volver a tener contacto con el virus, o bien no se presentarían síntomas o se presentarían leves. El más reciente estudio sobre inmunización natural corrobora estos datos, pues concluye que la tasa de reinfección en quienes pasaron el covid con las variantes alfa y delta fue sólo del 0,73% para adultos y del 0,21% para niños[17]. Con ómicron la tasa de reinfección de quienes habían pasado la enfermedad con variantes previas ha sido claramente más elevada, pero con síntomas leves, “como un catarro”. Si un catarro antes no nos preocupaba, ¿por qué habría de hacerlo ahora? Si usted ha pasado el covid, olvídese del covid.

La prudencia y el sentido común no están reñidos con la evidencia de que las mascarillas no sólo no funcionan, como es patente, sino que cronifican patológicamente el miedo y la obsesión y nos impiden vivir la vida. El covid es ya una enfermedad endémica que no podemos erradicar, pero el miedo es otra enfermedad endémica, y ésta sí podemos erradicarla.

La mascarilla como símbolo de sumisión

La imposición de mascarillas ha tenido un significado más profundo, pues ha supuesto un paso más en el proceso de sumisión del ciudadano al poder político. El fascismo sanitario que hemos sufrido (cuyo mayor exponente en España ha sido el gobierno de Galicia) es un aviso del nuevo totalitarismo hacia el que nos dirigen, plagado de prohibiciones basadas en mentiras y en el que no existe libertad, sino uniformidad mediática y censura “por nuestro bien”. Esta sumisión ha sido especialmente humillante cuando la población aceptaba normas contrarias a la lógica, como llevar mascarillas por la playa, el campo o una calle solitaria. También ha demostrado que el poder no necesita de una omnipresente presencia policial: como con la Stasi, colaboracionistas que no van uniformados han sido los encargados de vigilar y amonestar a quienes osaban resistirse.

La respuesta de las autoridades a la epidemia ha sido un alucinante experimento totalitario de restricción de derechos y libertades basado en tres imposiciones: confinamientos, mascarillas y vacunas. Contrariamente a lo defendido por el contubernio político-mediático-farmacéutico, ninguna de las tres medidas ha resultado particularmente eficaz. Todas, sin embargo, han provocado consecuencias no deseadas. ¿Hemos aprendido algo? Me temo que muchos ciudadanos, atrapados entre el miedo, la ignorancia, el borreguismo y la obediencia ciega, no, pero los yonquis del poder sí lo han hecho: han aprendido que si logran asustarnos lo suficiente seremos capaces de aceptar cualquier yugo, incluso sacrificar la salud de nuestros hijos y aceptar mansamente que nuestros mayores mueran solos. Por ello, si llega el nuevo totalitarismo ya no podremos culpar a los tiranos, sino a la sociedad enferma, sumisa y medrosa que hemos creado y que los recibirá como salvadores, con los brazos abiertos.

[1] COVID Live – Coronavirus Statistics – Worldometer (worldometers.info)
[2] Covid-19 in Sweden – deaths (covid19insweden.com)
[3] Medical Masks | Infectious Diseases | JAMA | JAMA Network
[4] ¿Las medidas físicas, como el lavado de manos o el uso de mascarillas, detienen o frenan la propagación de los virus respiratorios? | Cochrane
[5] Effectiveness of Adding a Mask Recommendation to Other Public Health Measures to Prevent SARS-CoV-2 Infection in Danish Mask Wearers: A Randomized Controlled Trial: Annals of Internal Medicine: Vol 174, No 3 (acpjournals.org)
[6] Federal Judge Declares Enforcement of Mask Mandates on Public Transport Unlawful – The Daily Sceptic
[7] La declaración de Great Barrington – Great Barrington Declaration (gbdeclaration.org)
[8] COVID-19 and schools transmission (europa.eu)
[9]The Case Against Covid Tests for the Young and Healthy – WSJ
[10] Open Schools, Covid-19, and Child and Teacher Morbidity in Sweden | NEJM
[11] Unravelling the Role of the Mandatory Use of Face Covering Masks for the Control of SARS-CoV-2 in Schools: A Quasi-Experimental Study Nested in a Population-Based Cohort in Catalonia (Spain) by Ermengol Coma, Martí Català, Leonardo Méndez-Boo, Sergio Alonso, Eduardo Hermosilla, Enric Alvarez-Lacalle, David Pino, Manuel Medina-Peralta, Laia Asso, Anna Gatell, Quique Bassat, Ariadna Mas, Antoni Soriano-Arandes, Francesc Fina-Aviles, Clara Prats :: SSRN
[12] State of fear: how ministers ‘used covert tactics’ to keep scared public at home (telegraph.co.uk)
[13] ITCoronavirus.pdf (sanidad.gob.es)
[14] Superstición y ciencia en el covid – Fernando del Pino Calvo-Sotelo (fpcs.es)
[15] A. Mantovani, El Mundo, 15 abril 2020; Q. Long et al., Nature, 29 abril 2020; L. Ni et al., NCBI, 3 mayo 2020; A. Wajnberg et al., medRxiv.org (5 mayo 2020); N. Le Bert et al., Nature (15 julio 2020); S. Burgess et al., BMJ (3 septiembre 2020); M.W. Russell et al., Frontiers in Immunology (30 noviembre 2020); D.S. Kim et al., Frontiers in Immunology (9 diciembre 2020)
[16] Frontiers | Will SARS-CoV-2 Infection Elicit Long-Lasting Protective or Sterilising Immunity? Implications for Vaccine Strategies (2020) | Immunology (frontiersin.org)
[17] Risk of SARS-CoV-2 reinfections in children: a prospective national surveillance study between January, 2020, and July, 2021, in England (thelancet.com)

 Nuevas publicaciones

Correlation Between Mask Compliance and COVID-19 Outcomes in Europe "Estos hallazgos indican que los países con altos niveles de cumplimiento de mascarillas no obtuvieron mejores resultados que aquellos con bajo uso de mascarillas".
"

Más reflexiones

El rescate del Amor

El rescate del Amor

En la vorágine de la vida moderna, donde el ruido y la prisa a menudo nos desvían de lo esencial, el...

¿Es necesario agradecer?

¿Es necesario agradecer?

En nuestra sociedad y en muchas terapias se valora el agradecimiento como algo fundamental para mantener...

¿Por qué es beneficioso hablar...

¿Por qué es beneficioso hablar...

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada...

El éxito ¿es suerte o trabajo duro?...

El éxito ¿es suerte o trabajo duro?...

En nuestra sociedad los conceptos de fuerza de voluntad, motivación, valía y éxito van aparejados. Nos...

Osho: terapia, hipnosis y meditación....

Osho: terapia, hipnosis y meditación....

Osho o Bhagwan Shree Rajneesh (Bhopal, 11 de diciembre de 1931-Pune, 19 de enero de 1990) fue el provocador...

Ciencia y Espiritualidad: Dos Aspectos...

Ciencia y Espiritualidad: Dos Aspectos...

Tuve la intención de elaborar esta reflexión, aprovechando que preparaba una charla-coloquio, para la...

La culpa y el miedo: ¿son nece...

La culpa y el miedo: ¿son nece...

Leyendo hace unos días una entrevista a Laura Rojas-Marcos en la revista Mente Sana nº 60, me encontré...

El Karma y la libertad emocion...

El Karma y la libertad emocion...

Hace poco cayó en mis manos el libro "La Ley del Karma" de G.W. Kaveeshwar, notable erudito y estudioso...

< >